CRÓNICA DE UN ENTRENO‏

Esta vez no va de carreras, si no de situaciones curiosas y anecdóticas de entrenamientos.
 
9h Quedada dominguera – Espectativas 21-23km-Situación jugados 90min de fútbol a las 20:30 noche anterior – Juanlu me da 12 pavos de la media de Latina.
9h:15 Que si unos 26, que si otros 24 que si algunos 17.
10:20 Tras subir Garabitas y hacer un bosque los de 17 se desvían – Mis patas bloque en esos momentos me dicen “anda con ellos”, va ser que no creo que aguantaré.
Ya no miro ni el reloj, hace un rato mis piernas me han dicho, cual GPS, que ni pensar en subir el segundo Garabitas, sigue recto hasta el Lago, tuerce a mano derecha y pal barrio.
Llegada al Lago con Javi de Loeches, que si también jodio, de patas y ganas de sacrificio andaba mejor que yo. En ese momento oigo una voz que me dice “tira para el metro o te andas 4km”. Coño, eran los 12 leuros de Juanlu. Yo que me dejo convencer facilmente les he hecho caso y de paso me he tomado una cerve con limón con su tapita de callos con garbanzos en el Urogallo, y para el metro.

Resumiendo:
 
1- 19-20 km a 5min.
2- El fútbol es incompatible con el running de todas todas, por lo menos para preparar un maratón.
3- Escuha a tu cuerpo, 17km hubieran sido más lógicos.
4- No dejes nunca que el Juanlu te dé 12 leuros en un entreno.
5- Si el punto anterior no se cumpliera, cuando te hablen hazles caso.
6- Pienso patentar unos geles con sabor a callos con garbanzos.
 
Un abrazo,
 
Luismi

Anuncios

Un comentario en “CRÓNICA DE UN ENTRENO‏

  1. Ayer domingo bajé a entrenar a la Casa de Campo tras mes y medio de inactividad debido a una lesión en el Talón de Aquiles, mi objetivo era probarme para ver si tenía o no molestias. Sabía que la mayoría de los compañeros están preparando el MAPOMA y por ello suponía que realizarían una tirada larga, pero también pensé que siempre habría quien no va y correría menos kilómetros, mi idea era ir con éstos últimos, siempre y cuando no me molestase el talón. Comenzamos a correr y después de algunos kilómetros vi que iba bien y sin molestias lo cual me animó y empiecé a buscar compañero para hacer una Tapia o quizás algo más, pero todo el mundo iba a hacer 26 Km, a mi, para mi estado de forma, me parecía una bestialidad pero pensé seguirles hasta donde pudiese y ya está. Los kilómetros iban pasando y me sentía bien. Las primeras cuestas me hicieron bajar a la realidad, me costaba seguir al grupo, que por otra parte se había roto en varios más pequeños, yo me quedé con Luismi, con él iba bien hasta que se empinaba el camino, entonces me costaba seguirle. Así fuimos poco a poco hasta hacer la tapia y aquí como acaba cuesta abajo decidí seguir con él para ver hasta donde llegaba. Al llegar a la zona del Zoo comenzaron otra vez las cuestas y mis problemas, me costaba seguirle así que me puse detrás de él y me dejaba llevar, pensaba que en cuando se me distanciase mucho lo dejaba y me volvía, fuimos así hasta llegar al bosque, a partir de allí el terreno era más favorable y yo pensaba que iría más cómodo, pero me equivoqué Luismi estaba muy fuerte y el ritmo que impuso me hacía no poder llegar a su lado , tenía que ir todo el rato detrás de él sufriendo, a pesar de que estabamos llaneando o bajando, al final llegamos en un tiempo de 2 horas 5 minutos, yo bien jodido, y con un nuevo dolor en la ingle y preocupado de que fuese algo más gordo. En casa ducha con agua fría en la piernas y como nuevo ni dolor ni nada, me recuperé muy rápido y eso me hizo que por la cabeza me vuelva a rondar la posibilidad de correr el MAPOMA, se que no mejoraré mi marca personal pero si en este mes que me queda de entrenar me veo bien quizás lo corra con el objetivo de hacerlo en 3,30h, en fin ya iremos viendo.

    José Antonio

Los comentarios están cerrados.