Kamparredores por el mundo:

Cronica maraton de Praga 2011‏: 

Hola tropa:

Praga es una ciudad espectacular, su maraton tiene la categoría RoadRaceGold por
la IAAF, vamos que pagaran una pasta a dicha asociación.
La salida en la Plaza Vieja, junto al impresionante reloj astronómico, la
catedral de San Nicolás,etc. Van deciendo por megafonía en diferentes idiomas
las condiciones climatológicas humedad, velocidad del viento, temperatura,
alerta amarilla para enfrentarnos al monstruo. A las 9 en punto con las campanas
del reloj empieza la carrera, suelta de globos,y resulta que salíamos con la
maraton por relevos, cada 10 km coincidíamos con los relevos correspondientes,
luego nos quejamos en Madrid, en otras también hacen lo mismo, todo por la
pasta.

El recorrido aparentemente llano, me gustaría ver el perfil, mucho adoquin y
animación notable. Me siento con muchas ganas de correr, los primeros 5 km en
23’12”, busco algún globo para acoplarme e ir resguardado en el grupo, paso el
km 10 en 46’30”, el calor ya empieza a picar, había quedado con Carmen y Raquel
en el km 12 para que me diesen el primer gel, las veo y Raquel me tira el gel y
lo pillo al vuelo, ya vereis la foto, me digo a mi mismo ves Manu esto es una
buena señal, porque las sensaciones no eran buenas, del 10 al 15 paso en 23’05”,
a todo esto me pasa el globo de las 3h15′ y me uno al grupo. Sigo hidratandome
bastante pero con moderación para no pasarme y no tener que parar a evacuar. Se
me empezaba a distanciar el globo y no era capaz de seguir el ritmo, no te
preocupes Manu lo tienes a 100m .El parcial del 15 al km 20 en 23’56”. Cada vez
veía el globo mas y mas lejos. Paso la media en 1h39’20”. Aquí ya empezaba a ir
jodido y el calor apretaba cada vez mas, pero habia que seguir quedaba un mundo
todavía. Pero me veía sin fuerzas, las piernas ya no tiraban, esta maraton me
tocaba terminarla de corazon y sufrir mucho, es lo que tiene la maraton cuando o
no estas en forma o se tiene un mal dia, es una carrera que pasas del amor al
odio en segundos, pero ya no valían las excusas a correr y punto.
Ahora ya me lo tomaba con mucha calma, paraba unos segundos en los
avituallamientos para beber tranquilamente e intentar recuperar. Os dejo dejo
una grafica con los parciales y el tiempo final.

Ahora necesito quitarme las malas vibraciones pero ya estoy pensado en la
próxima, no se si correré otra maraton mas este año o lo dejo para el 2012.
Gracias a todos
Quería felicitar a mi compañero de viaje, porque el si que ha sufrido y esto que
ha conseguido es muy grande, un abrazo Pirri te lo mereces.

Número de partida: 1074 – LOPEZ FELIPE MANU
Categoría: MM40
Ano de Nacimiento: 1969

Split Time min/Km Delta min/Km RealTime
Km 10 0:47:26 4,44 0:47:26 4,44 0:46:25
Km 20 1:35:00 4,45 0:47:34 4,45 1:33:59
Km 21,097 1:40:21 4,45 0:05:21 4,52 1:39:20
Km 30 2:26:22 4,52 0:46:01 5,10 2:25:21
Km 40 3:21:26 5,02 0:55:04 5,30 3:20:25
Finish 3:33:02 5,02 0:11:36 5,17 3:32:00

La Supertapia (Vuelta a la CDC 2011)‏:

Hoy el sol salió por donde suele y estuvo jugando al escondite detrás de alguna nube despistada durante toda la mañana. Esto benefició a los que corrimos la III Carrera Popular Vuelta a la Casa de Campo.

Yo, que en esto de correr con dorsal tengo poca experiencia, me beneficié de que Sito no podía correrla o no quería o yo que sé, que este tío es muy raro y me agencié su número. En los días previos a la carrera estuve mandando mensajes a la lista de correo para ver si algún Kamp se animaba, pero nada, oiga, como si un terrible vendaval secuestrase mis palabras. Al final me enteré, casi de casualidad y muy a la española, es decir, en un bar, de que Lauirane (una ex-Kamp) y Álvaro, (un chaval del barrio), iban a correrla, así que quedé con ellos.

La noche anterior no dormí en absoluto así que a punto estuve de echarme para atrás. Pero entonces recordé que Prodi corre muchas veces de empalmada por su trabajo (pasa el mocho en el Hollywood) y no le va tan mal en los entrenos, así que pensé en probar yo también. Y he descubierto que lo del mocho no me mola.

Como ya he dicho, el sol salió por el Este, para no perder la costumbre y nos vino de perlas para calentar durante quince minutos antes de la salida. Para entonces ya sabía que no iba a ser el único Kamp de la carrera, porque me había encontrado con Edu “chatarras” por allí y había recibido una llamada de Nanín confirmándome que tanto él como Xperman la iban a correr. Como siempre pasa de un tiempo a esta parte no coincidimos ni en el calentamiento ni en la salida, así que ya no esperé verlos hasta el final, sabiendo cuán afilado llevan estos el cuchillo.

Para el que nunca haya asistido a esta carrera, le diría que sigue el recorrido de la Tapia con un extra: La cuesta de los delfines del Zoo. En total 16.500 m de bonito recorrido por el pulmón de Madrid, en el que pisas poco asfalto, mucha pista, algo de sendero y una cantidad de barro directamente proporcional a la lluvia caída la noche antes.

La salida de la carrera fue como todas las populares: Como la migración del Serengueti. Yo, por ser ñu que no gusta de tener tratos con leones, iba en mitad de la manada, arropado por toneladas de carne ajena que se interponían entre la mía y las fauces de tan abominables felinos. Salí acompañado del colega del barrio a un trote vivo pero que nos permitía ir charlando sobre esto, lo otro y los cuartos traseros de la de más allá. El caso es que las gacelas escaseaban por allí, hecho que seguro está en relación con su migración hacia la Carrera de la Mujer, en el Retiro.

Pasados los primeros kilómetros, cuando la ruta llega a las vías del tren, sin notarlo íbamos acelerando hasta bajar de los 4´40´´el km. Esto convenía tenerlo en cuenta de cara a las cuestas que aparecen en el recorrido así que intentamos no emocionarnos demasiado. No somos ñúes de velocidad ni de grandes distancias ni de abultadas carteras.

A lo largo del primer tramo de pinar, antes de volver a las vías del tren, se sucedían los tramos embarrados que, a causa de lo compacto de la manada, se te aparecían de imprevisto y era complicado evitarlos. Después se regresaba a la pista dura y tras cruzar las vías, el recorrido se hacía menos traicionero, aunque en breve llegarían las cuestas.

La primera, es un anticipo de lo que está por llegar. De inclinación progresiva y más larga que un fin de semana sin dinero, la cuestecita se cobra las primeras bajas. Los ñúes heridos, enfermos o que les aprietan las mallas, van quedando rezagados y sin aliento. Lo que no saben es que esa es sólo la primera de una tanda entre las que yo destacaría el Mortirolo, que te pone las piernas más duras que el granito de Colmenar y la del Zoo, traicionera donde las haya.

El caso es que desde el bosque, donde pude saludar al incombustible Víctor, yo ya iba solo porque mi compi pagó caro el Mórtimer. Seguí manteniendo un ritmo vivo pero cómodo, para no llegar al Zoo cascado. Poco después me saludó y me pasó a buen ritmo un Kamp de los nuevos (perdona pero a causa de la falta de riego cerebral no memoricé bien tu nombre, ¿Roberto?) y también Manolo “el tuercas”. -¡Cóño!- pensé. No iba a venir nadie a la carrera y ahora resulta que viene todo Cristo.

Seguí aguantando el tirón y cuando llegué a la explanada donde la manada de Kamps comineza su ruta dominical, apreté el culo y subí el ritmo. El Barroco Puente de la Culebra nos anunciaba la proximidad del Zoo y lejos de amedrentarme, seguí en busca de la que iba a ser la última rampa dura del recorrido. Unos cien metros antes había un abuelo que no se cansaba de repetir -Vamos, vamos, que ya es todo cuesta abajo. -Cuesta abajo te tiraría yo, cabronazo- pensé mientras enfilaba la subida.

En plena rampa, cogí la rueda de un ñu veterano de buenas piernas que me vino muy bien para no bajar el ritmo hasta coronar. Uno va aprendiendo a base de cometer errores, así que no solté su estela aunque subió bastante fuerte. Por entonces mis piernas iban bien, la patata iba bien, pero la falta de sueño y de oxígeno hizo mella en mi moral y por un momento bajé el ritmo. Oía a lo lejos la voz chillona de los macacos en su recinto, que parecían burlarse de los que por allí resoplábamos. No se ha caracterizado nunca esa especie por su saber estar sino por cascársela sin ton ni son, así que salí de esa situación de estupor y apreté de nuevo el culo para pasar rápido por delante del recinto de los leones. Por allí olía a gato encerrado.

Dejando atrás el olor a tigre, me volví a concentrar en la carrera. Quedaban menos de 3 km, todo de bajada o llano, así que volvía a subir el ritmo y decidí llegar así a meta, aunque fuese con el hígado corriendo por delante de mi. Las piernas me respondieron y adelanté a otros cuantos corredores. Uno de ellos cogió mi rueda y le tuve resoplándome en la nuca durante un buen trecho. ¡Pobrete!. Pagó cara su osadía llegando al Paseo de los Plátanos que para mi supuso más una cuestión de fe que de fuerzas, pero llegué a meta satisfecho y esprintando.

Espero que en la próxima podamos vernos todos antes de la carrera para calentar en compañía y después para tomar una caña y contarnos la vida durante cinco minutos al menos.

Un abrazo.

Autores : Manu y Charlinos

Anuncios

3 comentarios en “Kamparredores por el mundo:

  1. Enhorabuena Manu, eres un campeón!!!! Pirri, te estamos esperando….

  2. Bueno Manu, aunque ya hablamos personalmente en línea Praga-Vitoria, ¡enhorabuena! que 42km195m no se corren todos los días, que ya sumas unos cuantos y no siempre se entrena igual ni el estado de forma es el mismo. Para mí, después haber probado salir fuera, los pioneros como César, Pirri y tú, entre otros, sois siempre un ejemplo a seguir.

    Un abrazo y si bajas el domingo hablamos un rato.

    Luismi

  3. Jajajajaja, me parto Charlinos, que prosa tienes jodio.
    Enhorabuena por estar ahí dándole a la zapa, y sí, hay que orgnizarse mejor y poder quedar los que vayamos a las mismas carreras. Ya lo hemos comentado otras veces.
    Bueno al resto que fuísteis, ¿qué tal os fue?

Los comentarios están cerrados.