1/2 Ironman Lisboa

Buenas k@mpas!

Como algunos sabéis, tras el fiasco del maratón de Budapest, y aunque se me quedó la espinita de bajar de 3horas, decidí que me apetecía cambiar un poquillo de aires, y probar lo del triatlón, estaba un poco cansado de sólo correr… y de la mano de Ivan Espartano, que me metió en la cabeza este reto, empecé a platearme medio en serio lo de hacer el ½ ironman de Lisboa, este mayo.

La cosa ya no tuvo vuelta atrás, cuando en enero de este año hicimos la inscripción, cuando ni siquiera tenía bici de carretera, ni neopreno, ni licencia, ni la mitad de las cosas que hacen falta, nunca había nadado más de 30 largos seguidos, y nunca había montado en una bici de carretera, sólo había hecho mtb de más jovencillo.

Pero como tenemos más moral del alcoyano, y a todos, no hay más que leer vuestras crónicas de maratones, marcas, y cada vez retos más difíciles, nos va este rollo, pues empecé la preparación de este reto, muy muy perdido, y un poco agobiado por el tema material, horas de entrenos, piscinas, dinero, etc. Yo creo que es lo más difícil de este deporte, empezar, porque el salto de logística es grande…

Si ya era difícil sacar 1 hora de entreno 4 o 5 días a la semana para correr, ahora ya, que la mayoría de días doblas deporte, mi vida era un encaje de bolillos total, saliendo a nadar a las 7.30 de la mañana, o al mediodía sin comer, con 2 o 3 mochilas de casa, las lavadoras no daban abasto, cambiando de planes sobre la marcha, mil horas de rodillo en casa, total, q echabas cuentas, y muchos días terminabas haciendo 2 horas de entrenos.

Sinceramente, lo que más me ha costado es toda esta logística del día a día, porque en los entrenos he disfrutado mucho (no siempre claro), es muy agradecido cambiar de deporte, notar como cada día nadas más rápido, que no pierdes mucho corriendo, que en la bici cada día aguantas más, que no te duele nada, porque cada deporte parece que te arregla lo que te duele del otro. Todo esto, ha sido mucho más fácil teniendo a Ivan al lado, todo un finisher de un ironman, con el que hablaba casi cada día, para picarnos, quedar, y compartir rutillas de hasta 5 horas de bici.

Las 4.45 de la mañana, despertador, muerto de sueño, porque encima había dormido regular, bajamos a desayunar a las 5, porque luego hay que llevar todo a la transición. Faltan 3 horas, pero se me pasan volando. Nos ponemos el neopreno, última foto, y nos vamos para el agua. Coño, esto ya sí que no lo para nadie… El agua muy fría, mucha gente, y muchos nervios. Salida, y os puedo asegurar que el peor rato en toda la prueba lo pasé en los 2 primeros minutos de la misma…. Me entró un agobio enorme, no conseguía respirar como dios manda, la gente dándote de leches, pasándote por encima, no se veía nada, vamos, q me hubiera retirado en ese mismo momento, de no ser, porque no puedes, si me paro me arrasan…creo que es en ese ratito de nada, ya os digo, 2 minutos, cuando más cosas se me pasaron por la cabeza. Total, q conseguí tranquilizarme, me di cuenta de que el problema es que no echaba el aire debajo del agua, no me digáis porque, y poquito a poco, más sereno, me fui encontrando mejor. Seguían las leches, pero yo ya iba a lo mío. Con el paso de los metros todo fue mejorando, todo el mundo más abierto, y el resto de metros se me pasaron hasta rápido… hasta salí con una sonrisa del agua! El tiempo, 34 minutos, flipo, cuando empecé en enero no era capaz de bajar de 45 minutos.

La transición me la tomo con calma (demasiada…un claro punto a mejorar para otras), y cojo la bici, desde el primer momento, muy cómodo, ritmo alto, sin sufrir, me da la sensación de que voy a poder aguantar asi todo el tiempo, y así fue. 90 km en 4 vueltas muy llanas, con un repecho de 1.5 km en mitad, y donde ibas acoplado el 80% del tiempo. No he mirado los tiempos, pero fijo que hice más o menos el mismo en todas las vueltas, al final 2 horas 31 min, a 35 km/h, igualmente, muy muy contento con esa media, suponía que podía bajar en este segmento de las 3 horas, pero no tanto.

Y empezó la carrera, en teoría mi punto fuerte, y empecé muy ligero, a ritmo de 4.10… pero me di cuenta que así no iba a ningún lado… enseguida bajé el ritmo, como a 4.20-4.30, la primera vuelta se me hizo eterna. Pero a partir de ahí pillé ritmillo, y así conseguí llegar al final. Siempre con el apoyo de mi gente, que cada 2 km los veía y me daban mucho ánimo.


Hasta el final… pues un subidón, sabía que si no pegaba el petardazo del siglo, iba a conseguir mucho mejor tiempo del que pensaba, y con ese pensamiento, se me pasó el resto de la media maratón rapidísimo. Un besazo a Belen antes de la meta, y ya está, finisher! Una experiencia de la ostia, la verdad, lo he disfrutado muchísimo. Al final puesto 54 total, y 13 de mi categoría… en serio, ni en mis mejores sueños pensé que me iría así.

También estuvo muy bien el masajito que me dieron nada más terminar, los voluntarios de la organización, con 4 tías para mi solo…. Masaje a 8 manos!! Así da gusto…

El único pero, que Ivan tuvo muchos dolores en los tibiales, y abandonó en la última vuelta, empezamos el tramo de carrera juntos, así que hubiera bajado de 5 horas sobrado… una mala suerte… Tío, cuál es el próximo reto?? Si mi niña me lo permite…me apunto!!

Poco más chicos, es una crónica coñazo y larguísima, pero además de para vosotros, supongo que me apetecía escribirla para mí también.

Un abrazo fuerte, espero ahora faltar algo menos los domingos en la CdC a las 9.

Anuncios

5 comentarios en “1/2 Ironman Lisboa

  1. Fenomenal Alex, un makina. Tambien me dijeron “……porque cada deporte parece que te arregla lo que te duele del otro” resulta que parece ser que combinar es menos lesivo que hacer un deporte solo. De nuevo solo darte mi mas sincera enhorabuena por acabar tan dura prueba.

  2. Alex Makina !!! Muchas felicidades amigo.
    Por cierto yo se de un lugar donde dan ese tipo de masajes , a 8 o 10 manos.

  3. Alex no se que me da mas envidia si la carrera o el masaje? No en serio enhorabuena por atreverte a probar algo nuevo,independientemente de los tiempos que encima han sido buenos,creo que una parte de la temporada hay que dedicarla a disfrutar y hacer pinitos en otro tipos de pruebas, de hecho a mi me gustaría probar este veranito con algún duatlon. Eso si en el agua como no sea con el flotador ni me llames. Felicidades

  4. Alex, eres un crack! leo esto y flipo. Para mí es imposible sólo el plantearme hacer algo así. Te felicito. Y además te felicito doblemente por la que está en camino, dale un beso mu fuerte a tu querida esposa Belén.
    A seguir la carrera!
    Abrazos
    Javi (el de Belma)

    • Enhorabuena alex. A mi lo del agua ya me lo dijeron, que como no seas un maquina te pasan por encima, literalmente. Y de crónica larga nada, muy buena crónica y muy buen masaje!!!

Los comentarios están cerrados.