Crónica Media Maratón Babilafuente‏

Crónica Media Maratón de Babilafuente (Salamanca)

Sábado 29 de septiembre
Madrugo para viajar a Salamanca. Día desapacible donde los haya. Todo el camino lloviendo y con viento, y en los tramos sin viento una espesa niebla.

Domingo 30 de septiembre
Con más miedo que vergüenza abro la cortina de mi habitación y descubro un día espectacular. Despejado y sin viento, eso sí con 4º de temperatura.
Desayuno con tiempo y me dirigo a la estación de tren donde un tren especial nos desplazaría, a los corredores y acompañantes, a la salida ubicada a 20 kilómetros de Salamanca. En el tren comparto sitio con dos corredores de Valladolid, uno de ellos con experiencia en esta media y el otro en preparación del maratón de Atenas.
Recogo el dorsal en el multiusos de Babilafuente y busco un rincón soleado para prepararme y estrenarme la equipación.
Abandono la bolsa y me pongo a calentar junto a diferentes conocidos de Salamanca. Tras 15 minutos de calentamiento a la línea de salida. La carrera tiene sus dos primeros kilómetros por el pueblo de Babilafuente atravesando sus estrechas calles. Hay que poner especial cuidado a las posibles caídas por lo que me pongo en segunda fila.
Estos dos primeros kilómetros los hago a ritmo de 4. Una vez que salimos a la carretera disminuyo el ritmo. Mi objetivo es probarme a ver cómo voy a ritmo maratón que en principio lo he puesto a 4:30.

La nueva equipacion con el dorsal de la media maraton

Conozco la carretera. Totalmente abierta. Sin protección. A la derecha cultivos y a la izquierda la vía del tren por el que los acompañantes regresaban a Salamanca parando de vez en cuando para jalear a los que corríamos. Me preocupaba el viento. El año pasado lo sufrí mucho. Este año era una ligera brisa de costado.
La carretera es una interminable recta. Rompepiernas. Engaña mucho.

Sin ningún problema hasta el kilómetro 15 donde empecé a notar las piernas muy pesadas. Llevaba un gel y en ese kilómetro lo consumí ¿Qué llevan estos geles? Me reanimó. Me pegué a un grupete donde estaba la cuarta clasificada. Todos en grupo. Sabía que los últimos 5 kms eran de subida constante con tres repechos importantes. A falta de 2 kms y en mitad del penúltimo repecho me cruzo en dirección contraria con Rafa Iglesias. El tío, que no había podido correr, decidió salir a trotar en dirección contraria a la carrera animándonos mientras nos cruzábamos. Un crack, y salmantino tenía que ser!

Al final, 1:34:16 a ritmo de 4:28. He mejorado en 5 minutos respecto al año pasado. Probablemente el viento nos ha castigado menos. Recomiendo esta media. Totalmente gratuita con buen ambiente, aunque claro, el hecho de ir por una carretera hace que vayas solo durante muchos kilómetros, muchos de ellos siendo una recta. Es una prueba también psicológica. Vuelvo a las andadas.

Donosti está a menos de dos meses.


Octavio Infante

Anuncios

3 comentarios en “Crónica Media Maratón Babilafuente‏

  1. Joder Octavio vaya ritmo para un perfil complicado, los entrenos para Donosti van dando sus frutos
    lo mismo de aki dia D vas a 4:20, con tu planta solo te falta creertelo. Ale a seguir entrenando y disfrutando, un abrazo

  2. Que tendran los geles??? muy bueno¡¡¡ la pocion magica de Asterix. Animo con Donosti y a por el marmitaco la ostia¡¡¡¡

  3. Grande Octavio !!!

Los comentarios están cerrados.